Buscar Noticia

 

Cab-resumen-honores-1El presidente del Cabildo de Gran Canaria sostiene que los valores que representan las 20 personas y entidades galardonadas demuestran que “vale la pena seguir luchando”

El Cabildo de Gran Canaria nació hace 105 años con la promesa de defender Gran Canaria, un compromiso que “solemnemente” ratificó anoche su presidente, Antonio Morales, en la entrega de Honores y Distinciones a una veintena de personas y entidades que representan lo mejor de Gran Canaria y que refuerzan un recorrido que demuestra que “vale la pena seguir luchando”.

El presidente el Cabildo repasó por los hitos de Gran Canaria, una historia que se remonta a los aborígenes, la cultura más avanzada del entorno, pasa por la conquista, la participación de la sociedad renacentista española y europea, y Cristóbal Colón con el desvío de la atención del Mediterráneo al mar tenebroso que era el Atlántico con Gran Canaria como plataforma de la era de los descubrimientos.

Y llegó el Real de Las Tres Palmas, origen de la capital, que creó el modelo de la plaza mayor que se instauró en Hispanoamérica, la lejanía reconocida en el Fuero Real en 1494 y la Real Audiencia de Canarias creada el siguiente siglo por Carlos I, que definió el papel central de Gran Canaria en la estructura política del archipiélago, narró.

Ataques de corsarios y piratas, plagas, temporales y epidemias fraguaron la lucha contra el subdesarrollo en las que “la devoción isleña tenían como principal objeto superar la falta de justicia del poder central” hasta que en 1718 llegó la liberalización de las relaciones comerciales entre Canarias  y América que impuso la obligación de llevar cinco familias isleñas al nuevo mundo por cada cien toneladas de mercancía exportada, un coste familiar que abrió el camino al uso de emigrantes canarios para el poblamiento de América.

La historia, prosiguió, se aceleró en el siglo XIX con nuevos hitos normativos, la creación del Puerto de la Luz y la crisis de la cochinilla hasta llegar a las trascendentes decisiones políticas del siglo XX y la Ley de Cabildos de 1912 cuando la población clamaba por su autogobierno. Las instituciones insulares acercaron el gobierno a la ciudadanía “y esa experiencia de éxito y la comprobación de un centralismo injusto alentó la demanda de la división provincial que finalmente se consiguió en 1927”.

“Este periodo –aseveró-, debe servirnos para aplicar sus enseñanzas al momento que vivimos. Los grancanarios somos esforzados y solidarios, pero por la misma razón no admitimos arbitrariedades, desequilibrios o utilización de nuestro trabajo para consolidar privilegios que perjudiquen a miles de personas que necesitan esos recursos para vivir con dignidad. Y si el Cabildo de Gran Canaria hace 105 años nació para ser el gobierno que defienda a todos los grancanarios, hoy ratificamos solemnemente aquella promesa”.

Las personas y entidades que el Cabildo reconoció con sus Honores y Distinciones ofrecen “nuevamente el valor, el esfuerzo y la vitalidad” para continuar la lucha con ilustres personalidades referentes en el camino como Benito Pérez Galdós, Tomás Morales, Alonso Quesada, Josefina de la Torre, Manolo Millares, Lola Massieu, Alfredo Kraus, Chona Madera, Martín Chirino, Pepe Dámaso o Concha Jerez, lanzó como guiño a los premiados en el 105 aniversario del Cabildo.

Pero desde los aborígenes con los que Morales inició el recorrido de la noche hasta este 2018 se ha mantenido un hilo conductor muy especial gracias a la pervivencia de la ancestral tradición de la trashumancia, uno de cuyos herederos pastores se expresó con claridad hace unos días. “Hemos estado aquí mil años, tenemos que estar otros mil años más”, le parafraseó el presidente para ratificar la lucha insular por los recursos naturales y la sostenibilidad de Gran Canaria.

Y precisamente de antepasados llegan también derechos humanos alcanzados con sacrificio y dolor que hoy día están siendo violados, exclamó en nombre de los premiados Concha Jerez en referencia al hambre, las guerras, el propio maltrato al planeta y, en especial, a los incesantes abusos y violencia contra las mujeres que viven en el terror y mueren a diario sin razón alguna.

Guerras, genocidios, manipulaciones de los poderes dominantes y de las economías que buscan perpetuarse a cualquier precio…  Es necesario “reaccionar a esas atrocidades y trabajar para erradicar de una vez por todas del planeta “esas guerras en las que siempre pierden las mujeres que son violadas, humilladas y maltratadas defendiendo siempre a sus hijos, es decir, defendiendo la continuación de la especie”.

Jerez apostó por poner en valor la labor de tantas personas que trabajan calladamente en el mundo por mejorar la sociedad. “Personas que tantas veces conocemos sobre su existencia y su extraordinaria actuación vital a través de la lectura de algún obituario que leemos de forma residual en las últimas páginas de los periódicos”.

“Si queremos mejorar las condiciones humanas en el mundo –prosiguió-, debemos luchar por la puesta en valor de una educación profunda, analítica y crítica que llegue a todas las personas del planeta, sin excepción”. Con este objetivo, también los medios de comunicación, “deberían repensar su tarea en las sociedades democráticas” y plantearse su contribución con la transmisión de modelos sociales constructivos para la sociedad.

Muchas personas ya trabajan desde la educación, la cultura, la creación, del pensamiento, de la investigación… pero no cabe la menor duda “de que para progresar es imprescindible que las mujeres ocupen el lugar que les corresponde”.

“Al repasar la lista de los reconocidos, veo que entre ellos se encuentran esos valores positivos del ser humano, valores que, gracias a actos y a reconocimientos como este, pasan a formar parte de los modelos de acción y comportamiento que nuestra sociedad necesita”, concluyó Concha Jerez tras una emotiva entrega de galardones que ya comenzó con emoción, pues a los acordes del timple que acompañó cada entrega se sumó la sentida ovación que acogió en el escenario a la familia de Carmelo Padrón, nombrado Hijo Predilecto de Gran Canaria a título póstumo por su larga trayectoria de valores aún vigentes.

Pepe Dámaso también llenó el escenario con su declarada emoción por recibir el nombramiento de Hijo Predilecto. “Hasta la artrosis se me quitó de la felicidad”, aseguró poco antes de que también fuera ovacionada la propia Concha Jerez y Luis Serra, ya oficialmente adoptado por Gran Canaria con su título de Hijo Adoptivo.

Para recibir a cada premiado, el Cabildo preparo un vídeo disponible en https://vimeo.com/user58272509/videos  que repasaba su labor, en ocasiones con palabras de sus seres más queridos, pronunciadas en secreto para sorprenderles este día en el marco del Auditorio Alfredo Kraus, donde amigos, familiares y admiradores se dieron cita para arroparlos en este día.

Fue el caso de Helena Rohner y Eugenio Padorno, que recibieron el Can de Plata de las Artes, a quienes siguieron el reconocimiento al Banco Español de Algas y al Instituto Universitario de Acuicultura Sostenible y Ecosistemas Marinos, ambos Can de Plata de las Ciencias.

El Centro de Orientación Familiar de Canarias, Barrios Orquestados y Demócratas para el Cambio recibieron el Roque Nublo Social, mientras las Mujeres Empaquetadoras de Tomate de Gran Canaria recibieron un también muy merecido Roque Nublo por su aportación a la Economía, quienes recogieron con todo el cariño que les transmitió el público Gloria Herrera y Mamina Suárez.

Carla Suárez, Sabrina Vega y a Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas recibieron el Roque Nublo Deportivo, mientras José Antonio Pérez Cruz, Teno, recibió a título póstum Roque Nublo Folklórico.

La Comunidad Alemana Residente en Canarias recibió el reconocimiento a su contribución a la sociedad grancanaria con el Roque Nublo Turístico, al igual que el Skal Club Internacional. Antonio Betancor Martínez, a título póstumo, el Roque Nublo de Solidaridad Internacional, con el que también fue galardonado Enrique Suárez Quintana.

Las impresionantes imágenes aéreas de los bellos rincones de Gran Canaria, fueran soleados o nevados, y el siempre imponente Roque Nublo, da igual el ángulo desde el que sea admirado, acompañaron este acto que concluyó con el Himno de Gran Canaria interpretado por los acordes de Atlántida y la voz de Pedro Manuel Afonso, que ya habían levantado al público de sus asientos y confirió más fuerza a la corriente de confianza en el futuro que impregnó el Auditorio.

 
Listado Completo de Noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios consideramos que acepta su uso. Para saber más sobre el uso de nuestras Cookies pulse, aquí.

¿Acepta las cookies de esta web?.

EU Cookie Directive Module Information