Buscar Noticia

 

 

 

Cab-artesano17El Cabildo entrega las certificaciones de la segunda convocatoria de 2016, con un mayor número de aprobados que las anteriores.

 

El ganchillo, el trabajo en fieltro, la cuchillería y la muñequería son algunos de los oficios que ejercerán de forma oficial los 18 artesanos que han obtenido su acreditación tras superar las pruebas convocadas por el Cabildo de Gran Canaria en la convocatoria de septiembre de 2016, la segunda del pasado año.

 

El trabajo de divulgación que realizan los artesanos con la práctica de su oficio contribuye de forma trascendental a la divulgación de la cultura tradicional y la artesanía de Gran Canaria, objetivo de la labor desempeñada por la Fedac y todo su equipo, informó la consejera de Artesanía del Cabildo, Minerva Alonso, tras la entrega de los carnés.

 

La mayor parte de los peticionarios son mujeres, 13 frente a 5 hombres, 18 en total, lo que supera a las ediciones anteriores, que registraron 10 aprobados en marzo de 2016 y 14 en septiembre y marzo de 2015, respectivamente.

 

El incremento en el número de carnés entregados demuestra que sigue vivo el interés por los oficios tradicionales de la Isla, cada vez más apreciados por la ciudadanía, lo que puede observarse en el éxito de las ferias artesanas celebradas a lo largo del año, así como en la afluencia de los cursos, valoró la consejera.

 

El oficio más certificado en esta convocatoria ha sido el de ganchillo, con cinco, seguido por fieltro con dos, mientras que las demás artes examinadas van desde la construcción de instrumentos musicales de percusión hasta la muñequería, sin olvidar la cuchillería, la cerámica, la alfarería o los calados, entre otros.

 

Cuatro de las recién nombradas ganchilleras son Pino Suárez, Calixta Espino, Yoana Marrero y Ana María Rodríguez, expertas que en el acto de recogida de los carnés hicieron gala de su hacer, aprendido desde generaciones anteriores en unos casos o desde hace solo meses en otros.

 

También le viene de lejos el interés a Josefa Maroto, experta en hacer muñecas como las que nacían de las manos de su madre, pero a las que añade su toque personal, resultado de su pasión por la moda y el empleo de materiales muy diversos para conseguir figuras que no suele vender sino regalar.

Juan José Ramos, otro de los nuevos artesanos, conoció el oficio de fabricante de instrumentos musicales por iniciativa propia y lo realiza “de corazón”, fijándose en la forma en que otros hacen los suyos para elaborar tambores a partir de pitones,

zambombas, castañuelas, hueseras y chácaras, entre una gran variedad en la que no faltan incluso instrumentos inventados.

 

En las bases de datos de la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (Fedac) aparecen 501 artesanos suscritos con carné oficial en vigor, mientras que desde la primera convocatoria de la Fedac en mayo de 1992 han sido 1.174 los profesionales de oficios tradicionales los que han obtenido la acreditación oficial concedida por el Cabildo de Gran Canaria.

 

Entre los oficios más numerosos se encuentran el calado, la marroquinería y el ganchillo, disciplina que nunca pasa de moda, y entre los más llamativos están la decoración de telas, la reutilización de material reciclado para hacer figuras decorativas y las almazuelas, una antigua técnica de costura de restauración que consiste en dar nueva vida a prendas de vestir, ropa de cama, cortinas y manteles a las que se añaden otras piezas textiles ya irrecuperables de otro modo.

 
Listado Completo de Noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios consideramos que acepta su uso. Para saber más sobre el uso de nuestras Cookies pulse, aquí.

¿Acepta las cookies de esta web?.

EU Cookie Directive Module Information