23 de julio de 2013.



Canarias (NC) de Puerto del Rosario considera que es un "deber" para quienes mantienen una lucha activa contra el petróleo y en favor de las energías renovables,  que se sumen ahora a la reclamación del traslado de la central eléctrica del barrio capitalino de El Charco, "de una vez por todas".

Los vecinos de El Charco "no merecen" seguir soportando las emisiones y ruidos molestos de la mencionada central, además de su impacto visual, denunció la organización nacionalista. En opinión de NC, "debemos animar a aquellos que no quieren petróleo en nuestras playas y que verdaderamente apuestan por las renovables, a movilizarse para conseguir el traslado" de estas instalaciones. "No podemos callarnos y tolerar la situación que sufre el  barrio de El Charco, ¿acaso la central no funciona con combustibles fósiles?", se preguntó NC.

El portavoz de NC en Puerto del Rosario, David Casalins, considera que Coalición Canaria en Fuerteventura está haciendo una "auténtica guerra propagandística" contra el petróleo al mismo tiempo que "sigue apostando por mantener" la central eléctrica en la ciudad. Algunos, según Casalins, se llenan la boca hablando de energías renovables pero "no han hecho nada" por su implantación en Fuerteventura. En opinión del portavoz de NC en Puerto del Rosario, es "un deber" de Nueva Canarias recordarles que en las instituciones "gobiernan ellos".

El miembro de la ejecutiva local de NC, Cosme Espinel, también insistió en este aspecto además de pedir a movimientos sociales como Más Nunca, que se sumen a esta petición de "forma firme y decidida".

Nueva Canarias apuesta decididamente por las renovables pero también por la "coherencia política entre lo que se manifiesta y lo que se hace". La seriedad es una norma inexcusable en este partido político, según sus dirigentes.